Seguridad al usar velas

Aunque las velas nos aporten un ambiente de relajación y confort, no podemos olvidar que se trata de una llama de fuego y que sin supervisión podría ser peligroso. Para asegurarnos de usar las velas de una forma segura, hemos creado la siguiente guía:


Antes de encenderlas:


  • Corta la mecha a 0,5 cm para prevenir que la llama sea muy grande, que la cera se derrita de forma desigual y que produzca mucho humo.

  • Mantén la zona de la cera libre de restos de mecha, cerillas, etc.

  • Coloca la vela en una superficie estable y resistente al calor.

  • Evita colocarlas cerca de corrientes de aire.

  • Mantén la vela encendida por 2 o 3 horas cada vez. Esto ayudará a que la vela se consuma de manera equitativa. Recuerda recortar la mecha antes de encenderla cada vez.


Durante el uso:


  • Nunca dejes la vela desatendida o la enciendas cuando te vayas a dormir. Si no vas a estar en la misma habitación o sabes que te vas a dormir, asegúrate de apagar la vela antes.

  • No toques ni muevas una vela cuando está encendida. Puedes quemarte con el recipiente o la cera de su interior.

  • No dejes que la vela se apague por sí sola cuando se acabe. Apagala cuando quede 0,5cm de cera en el fondo para evitar que el frasco se pueda romper por el calor.

  • Apaga la vela si la llama se vuelve muy alta o muy parpadeante. Antes de volverla a encender, asegúrate de que se ha enfriado, no hay nada dentro de la cera o junto a la mecha y recorta la mecha a 0,5cm.

  • Ten especial cuidado al utilizar velas en caso de apagón o fallo eléctrico. En estos casos es mejor utilizar linternas.

  • Mantén las velas alejadas de materiales que podrían prenderse como decoración, libros, papel, alfombras, ropa, cortinas, etc.

  • Mantén las velas fuera del alcance de niños y mascotas.


Al apagarlas:


  • La mejor forma de apagar una vela es con un apagavelas o con una tapa para extinguir el fuego.

  • No usar agua o soplar la vela ya que la cera caliente podría salpicar.

  • Antes de salir de la habitación, asegúrate de que la mecha esté completamente apagada.

  • No toques o muevas la vela hasta que esté completamente fría.


Esperamos que hayas aprendido algo nuevo y que disfrutes de tus velas con seguridad :)